La loma del Noruego

Panorámica desde la Loma

Panorámica desde la Loma

Estos días se ve desde Madrid la Cuerda Larga con amplios restos de nieve que agonizan bajo el sol que empieza a ser intenso. El pasado domingo día 5 me fui a caminar sobre ellos para despedirme de las cumbres nevadas del Guadarrama hasta el próximo invierno. Cogí el bus de las 8 hasta el puerto de Cotos. ¡Qué imponente estaba la cara norte de las Cabezas de Hierro! ¡Qué tubos nevados! Supuse que la nieve estaría dura, y si hubiera estado acompañado me habría atrevido con ellas. Pero no era ese mi objetivo del día: como no tenía mucho tiempo subí por la Loma del Noruego con intención de bajar por la cuerda de Cabrillas hasta El Ventorrillo y desde allí bajar a Cercedilla para coger el tren de regreso. La nieve cubría la Loma desde sus inicios. Estaba muy dura, a veces ni siquiera se hundía bajo mi peso. El entorno era espectacular: nieve bajo mis pies, cielo azul sobre mi cabeza y árboles a mi alrededor: todo un juego de colores. La loma estaba desierta. Sólo al llegar a La Bola empecé a ver gente. Para evitar la aglomeración que suele haber en la carretera cementada de acceso a las antenas, opté por bajar campo a través por toda la falda oeste de Guarramillas. Estaba cubierta de nieve y estaba en buen estado, ni duro ni demasiado blando, y así pude progresar sin peligro de caer pendiente abajo. Pero más adelante la pendiente se acentuó y la nieve perdió consistencia. No tenía piolet, crampones ni bastones, por lo que estuve a punto de caer. Pero caminé con cuidado y pude alcanzar la cuerda de Cabrillas sin sufrir accidentes ni encontrarme con muchedumbres.

No tenía piolet, crampones ni bastones

No tenía piolet, crampones ni bastones

Desde la cuerda de Cabrillas cogí el camino de la tubería hasta el mirador de las Lanchas. Desde ahí tomé el camino que evita la pista y baja hasta el puesto de Ventorrillo y desde ahí seguí otro camino que baja en fuerte pendiente hasta el embalse de Navalmedio, ya junto a Cercedilla. Saludé a Lorena y cogí el tren de las 13:30. En total fueron 4 horas muy intensas y variadas que me permitieron disfrutar de gran variedad de espacios: la loma, el valle, la falda y la cima.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Rutas realizadas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s