El tubo de Todos

La cumbre de la Maliciosa

La cumbre de la Maliciosa

Hace varios años comencé a visitar los corredores existentes en la ladera sur de La Maliciosa. Localicé un total de 7 corredores, e incluso me adentré en alguno de ellos, pero no pude recorrerlo en su totalidad debido a la gran altura de alguno de sus pasos, imposible de salvar sin cuerda.

El pasado domingo decidí retomar esta exploración. Fui en autobús hasta Mataelpino dispuesto a subir hasta la base de la pared cimera de la montaña atravesando el valle de Gargantilla. En el punto en que se salva el arroyo que da nombre al valle, decidí añadir un poco de emoción a la aproximación y, en vez de seguir los hitos del camino, comencé una trepada por las placas de adherencia situadas en la margen derecha del mismo.

Placas de adherencia

Placas de adherencia

La subida fue espectacular, ganando altura sin cuerda ni arnés a través de las rocas. Cometí un pequeño error: en una de las placas superiores, la inclinación se acentúa, creo que la dificultad se acerca al IV grado y me vi en un pequeño apuro. Tuve que asirme de unas ramas que encontré a mi izquierda para poder salir ileso de la experiencia.

Alcancé la base de las paredes cimeras. Las recorrí de oeste a este. Se adivinan vías de escalada libre espeluznantes por su verticalidad y de dificultad elevada.

Vías de escalada libre

Vías de escalada libre

Ninguna de ellas me resultó practicable para mí, por lo que me metí en el Tubo de Todos y comencé a subirlo. Me encontré con un pequeño entramado de pequeños callejones de piedra y me propuse regresar más adelante para elaborar un mapa de los mismos. Con un poco de suerte tendré este mapa terminado antes de que lleguen las nieves de este año, y así podremos recorrerlos con seguridad. Me resulta emocionante caminar entre tanta roca agreste y desconocida. Las cabras me miraban desde lo alto.

El Tubo de Todos

El Tubo de Todos

 

En la parte superior del tubo

En la parte superior del tubo

Alcancé la cima. Estaba abarrotada de gente, como siempre. Decidí bajar al pueblo de Navacerrada por uno de los valles de la ladera oeste. Atravesé La Barranca, abarrotada de coches, lo más rápido que pude y llegué al pueblo, donde cogí el autobús para regresar a Madrid.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Rutas realizadas. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El tubo de Todos

  1. Ese tubo es de especial belleza, siendo sierra de Madrid es un tubo bastante bueno para práctica alpina.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s