Ascensión a la Covacha

Hace varios años visité el pueblo de Guijo de Santa Bárbara, en la falda sur de la sierra de Gredos y en la comarca de la Vera, y ya entonces me contaron que era posible subir a la cumbre del pico Covacha desde allí, pero que la ascensión era larga y que convenía pernoctar en algún lugar del camino. Desde entonces he deseado realizar dicha ascensión. Y el pasado martes hice realidad mi sueño. Esta es la crónica de la aventura.

Rocío, Adri y Antonio salimos del pueblo Guijo de Santa Bárbara a las 9 de la mañana. Tomamos la histórica Ruta del Trabuquete, que era antiguamente utilizada para llegar a Jarandilla de la Vera desde Puerto Castilla. Nuestro primer hito era la Portilla de Jaranda (2037 m) visible en la lejanía.

Inicio de la Ruta del Trabuquete

Inicio de la Ruta del Trabuquete

Caminamos junto al arroyo atravesando puentes, pequeñas huertas y pastos para el ganado. Llegamos a un lugar en el que el camino presenta un desvío para subir a la Ermita de Nuestra Señora de las Nieves, pero continuamos en dirección Norte. Más tarde llegamos a una zona con varios chozos útiles para pernoctar.

Chozos

Chozos

A partir de este momento la subida se hizo más dura debido a la inclinación del camino y al sol estival.

La larga subida a la Portilla de Jaranda

La larga subida a la Portilla de Jaranda

Subiendo a la Portilla de Jaranda

Subiendo a la Portilla de Jaranda

Vista de la Garganta de Jaranda

Vista de la Garganta de Jaranda

Al cabo de 4 horas 15 minutos de subida, alcanzamos la Portilla.

En la Portilla de Jaranda

En la Portilla de Jaranda

Una vez en la Portilla, nuestro siguiente hito era el Cerro del Estecillo (2262 m). Una bonita cresta nos separaba de él:

Cresta hasta el Estecillo

Cresta hasta el Estecillo

Emprendimos la subida refrescados por el viento.

Subiendo al Estecillo

Subiendo al Estecillo

Tras media hora de ascenso por la cresta y una trepada fácil, alcanzamos la cumbre del cerro:

En la cumbre del Cerro Estecillo

En la cumbre del Cerro Estecillo

Desde la cumbre pudimos observar nuestros siguientes hitos: la Cuerda Mala, primero; y la cresta de la Covacha, después.

La Cuerda Mala y la Cresta de la Covacha

La Cuerda Mala y la Cresta de la Covacha

 

Recorrimos la primera faldeando la cresta por la pedrera Oeste. De este modo alcanzamos la cumbre de la Angostura, desde donde pudimos ver la Laguna del Duque:

En la Angostura. Abajo, la Laguna del Duque.

En la Angostura. Abajo, la Laguna del Duque.

En este punto comenzó la etapa más divertida de la ruta, dado que tuvimos que trepar por la cresta de la Covacha, bien señalizada con hitos de piedras, sin apenas dificultades técnicas, con pasos de nivel II pero poco expuestos.

Trepando por la cresta

Trepando por la cresta

Tras una hora recorriendo el cresterío, alcanzamos la cumbre de la Covacha (2395 m)

En la cumbre de la Covacha

En la cumbre de la Covacha

A continuación descendimos a la Laguna de los Caballeros, donde nos secaríamos las ropas con los últimos rayos de sol. Allí cenamos y nos acostamos en nuestros sacos para pasar la noche. El escaso viento, la oscuridad y el silencio nos permitieron pasar una noche muy agradable rodeados de estrellas.

Rocío y Adri, ya acostadas, antes del anochecer.

Rocío y Adri, ya acostadas, antes del anochecer.

Oscurece junto a la laguna

Oscurece junto a la laguna

A la mañana siguiente desayunamos y emprendimos el regreso. Tras una hora de camino volvimos a la cumbre de la Covacha.

Subiendo de nuevo a La Covacha

Subiendo de nuevo a La Covacha

A continuación recorrimos el cresterío en dirección Oeste.

Recorriendo la cresta

Recorriendo la cresta

Al llegar a la Cuerda Mala, la recorrimos en esta ocasión siguiendo la cresta en vez de faldear por la pedrera.

IMG_2694

Alcanzamos de nuevo el Cerro Estecillo. Desde aquí tomamos la Cuerda del Moro para regresar al pueblo.

Inicio del descenso por la Cuerda del Moro

Inicio del descenso por la Cuerda del Moro

Una vez en el Collado Rodrigo bordeamos el Canchal de Moreno.

Bordeando el Canchal de Moreno

Bordeando el Canchal de Moreno

Finalmente alcanzamos el Collado de Mesas Altas. En este punto abandonamos la Cuerda del Moro y caminamos campo a través hasta las acequias que llevan agua a la Ermita de Nuestra Señora de las Nieves. Seguimos estas acequias hasta la Ermita.

Caminando por las acequias

Caminando por las acequias

Alcanzamos la Ermita, donde comimos y descansamos.

La ermita Nuestra Señora de las Nieves

La ermita Nuestra Señora de las Nieves

Desde la Ermita tomamos un PR que nos llevó de regreso al pueblo de Guijo de Santa Bárbara.

No ha faltado nada en estos dos días de montaña: el río, el valle y la roca; el sol, la luna y las estrellas; el hambre, la sed y el cansancio. Y sobre todo, la cumbre.

Rocío, Adri y Antonio. Agosto de 2014.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Rutas realizadas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s